10 consejos simples para un Community Manager

¿Qué fue antes, el huevo o la gallina? ¿La redes sociales o la comunidad? Desde que la sociedad es social (valga la redundancia) y civilizada, han existido grupos de interés. Puntos de encuentro compartidos por determinadas personas, organizaciones, culturas, naciones… Gustos que nos aproximan y nos confieren elementos de pertenencia.

Y en toda tribu existe un líder, un dirigente que sirve de referencia y guía al resto de miembros.
Éste debe ser el papel del Community Manager aunque, como explicaré, será importante matizar el concepto de “líder”. A continuación, sugiero 10 consejos simples para convertirnos en un gestor de comunidades reconocido por sus miembros.
1. Una comunidad NO es para todos. Cuando creamos una comunidad, debemos tener claro a quién queremos dirigirnos. Intentar abrazar mucho es equivocarse. Si queremos una comunidad activa y participativa, deberá primar la calidad sobre la cantidad.
2. Ten en cuenta en qué red te conviene estar. Si sabes a quién quieres reunir, decídete por la red (o redes) que te pueden dar mejores resultados. Piensa donde está tu target y empieza a poner los cimientos.
3. Analiza a tu cliente. Hay varias herramientas que te ayudarán a medir el sentiment de tu cliente. Será un buen punto de partida para ver qué aspectos son mejor y peor valorados de la compañía.
4. Huye del corporativismo. Las redes sociales son para las personas. Procura actuar como tal y aléjate de mensajes fríos. Intenta comprender las reacciones, dá respuesta, interésate por las dudas… De lo contrario, acabarás produciendo recelo y bajas en tu página.
5. No siempre tienes la razón. El Community Manager debe estar predispuesto a las voces negativas. Ten siempre un manual de crisis para saber cómo actuar cuando peligre la reputación de tu cliente.
6. Don’t feed the trolls. ¿Te suena? No alimentes a los trolls. Debemos diferenciar los comentarios negativos de aquellas personas que únicamente quieren atacar sin justificación y no atienden a las normas de la página. Siempre razonando, actúa contra ellos y acaba bloqueándolos si es necesario.
7. Busca tus evangelizadores y prescriptores. Interactúa con todos los usuarios, pero ten especial atención con aquellas personas más activas en tu página. De este modo ganarás defensores de tu marca en momentos complicados.
8. Diversifica tu mensaje. Si participas en varias redes sociales, ten en cuenta que los contenidos deben ser diferentes. No caigas en el error de copiar tus estados. Aporta valor en cada una de las redes según sus características.
9. Explora nuevas redes sociales. Un Community Manager deberá estar atento a novedades para valorar la participación en otras redes hasta entonces desconocidas. Intenta adelantarte y demostrar tu valía.
10. Explica tu papel. Es frecuente que, dentro de la empresa, pocos (o ninguno) entienda qué hace exactamente un CM. Si quieres sentirte valorado y parte del equipo, reúne a todos para explicarles cuál es tu tarea. Seguro que muchos verán entonces que no es cosa de niños 😉
Son sólo 10, hay muchos más, pero por algo hay que empezar.
¡Saludos y a twittear!
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: